Mostrando todos los resultados (5)

En los últimos tiempos, los relojes deportivos se han convertido en algo más que un mero accesorio para aquellas personas que hacen ejercicio de forma habitual. Un tipo de reloj que no se utiliza solamente para saber la hora, sino que además incluye una gran cantidad de funciones adicionales.


Cualquier persona que haga ejercicio de forma seria, debe saber que se trata de un instrumento fundamental, ya que recogen importante información sobre la actividad para sacar el mayor potencial posible, como las funciones de frecuencia cardíaca, de cadencia, los sensores de velocidad, las funciones de entrenamiento, el GPS, las de piscina y una amplia variedad de factores puramente estéticos. Así pues, en función de la actividad que realicemos elegiremos un tipo u otro. Si, por ejemplo, somos nadadores, lo más importante es que el reloj sea resistente al agua y a los golpes. Pero también es importante que no nos moleste durante la actividad y que se adapte perfectamente a la muñeca. Además, una de las funciones más demandadas en los últimos tiempos es que incluya pulsómetro para poder controlar nuestro ritmo cardíaco y comprobar que nos encontramos dentro de los límites saludables. Así como del control del consumo calórico para conocer el consumo aproximado que hemos quemado durante el ejercicio en cuestión.